Consejos claves para invertir en programas comunitarios a favor de la infancia

 

Las empresas pueden contribuir enormemente al cumplimiento de los derechos de la niñez, no sólo a través de sus propias prácticas y políticas, sino también colaborando con el fortalecimiento de  las comunidades en las que los niños, niñas y adolescentes viven y se desarrollan.

Las cuestiones que afectan a la infancia son a menudo uno de los temas que atraen más inversiones sociales corporativas, lo que ha supuesto una extraordinaria cantidad de donativos y acciones filantrópicas. Pero es importante recordar que para lograr el mayor beneficio posible a largo plazo para los niños, niñas y adolescentes, y para las propias empresas, las inversiones sociales deberían adoptar un enfoque sostenible y centrado en los derechos de la niñez.

Algunos tips claves para invertir en programas comunitarios:

  1. Participación. Dar voz a la comunidad local y a la niñez y adolescencia (y en casos relevantes, al gobierno nacional, regional o local) a la hora de desarrollar iniciativas comunitarias, de modo que se responda a las necesidades reales de la comunidad.
  2. Alineación. Posicionar los proyectos de desarrollo comunitario de las empresas en el marco de los objetivos de desarrollo globales del país (que pueden aparecen enunciados en los ODS: Objetivos de Desarrollo Sostenible).
  3. Coordinación. Investigar qué están haciendo otros, lo que incluye entablar conversaciones con el gobierno local y con ONGs locales para evitar duplicidades y conflictos. Las empresas deberían tener cuidado de no sobrecargar con obligaciones poco realistas a unos proveedores de servicios y a una administración local que ya no dan más de sí.En vez de eso, las empresas podrían usar sus conocimientos y experiencia para ayudar a los administradores y líderes comunitarios a desarrollar sus competencias para administrar fondos.
  4.  Gestión orientada a resultados. Incluir en los proyectos de desarrollo comunitario el mismo compromiso con la consecución de resultados que la empresa aplica a sus actividades principales. Por ejemplo, contabilizar el número de niños y niñas que han recibido formación en las escuelas no es suficiente, sería mejor analizar los porcentajes de finalización de estudios y el éxito de esos estudiantes a la hora de pasar al siguiente grado.
  5. Sostebinilidad. Analizar de qué maneras el proyecto puede seguir funcionando y qué estrategias aplicar para que pueda seguir funcionando una vez que culmina la cooperación de la empresa.Los programas de desarrollo comunitarios de mediano y largo plazo, bien planificados, ejecutados y monitoreados, en estrecha colaboración con las autoridades y comunidades locales, pueden crear una onda expansiva de oportunidades que efectivamente impacten en la mejora de las condiciones de vida de los niños y niñas.

Ahora que ya sabe algunos tips de inversión a largo plazo a favor de la infancia.¿Por qué no aliarnos con organizaciones que no sólo nos darán soporte, sino que nos ayudarán a que la inversión se rentabilice en todos los aspectos de la mejor forma posible?

Necesita saber más sobre cómo actuar en inversiones sociales corporativas. Estamos para ayudarlo.