UA-118261819-1

“INVERTIR EN LA INFANCIA ES GENERAR CAMBIOS ESTRUCTURALES”

Marcos Otelo, asesor temático regional de Save the Children en el tema de empresas y derechos del niño para América Latina, explica la siituación actual de las líneas de trabajo de la organización internacional y el beneficio de las empresas que se adhieren a los principios empresariales y derechos del niño.

¿En qué situación se encuentra el trabajo de Save the Children?

Es un tema relativamente nuevo, lo estamos empezando a trabajar desde el 2012. En esta primera fase del trabajo entra la lógica del mandato de Save the Children, que consiste en fortalecer las capacidades de las organizaciones de la sociedad civil para que puedan aproximarse a las empresas, concienciarlas utilizando un lenguaje adecuado, y lograr trabajar con ellas. Lo que queremos es que estas organizaciones estén capacitadas para poder concientizar y trabajar efectivamente con el empresariado. Por otro lado, queremos que las organizaciones de la sociedad civil tengan la posibilidad de añadir a su programación, en su planifcación, actividades que incorporen activamente a la empresa privada.

Por ejemplo, si se está analizando una problemática relacionada con trabajo infantil y explotación sexual, que es una realidad en el país, loideal sería sumar esfuerzos con la empresa privada para poder atacar este problema. Este esel objetivo: incluirlo en la programación y que la población de la sociedad civil tengacapacidad para sensibilizar y concientizar al respecto. De esta manera fortalecemos las capacidadesy tenemos la posibilidad de desarrollar másacciones en el futuro.

Más adelante quizás podamos trabajar en forma más directa con las empresas de la región. Es algo que queremos hacer. Nuestra misión como Save the Children es conseguir la incorporación de los derechos del niño a los principios empresariales.Existe un instrumento de 10 principios que permite a las empresas trabajar de manera voluntaria en una serie de temas que afectan a los derechos del niño.

¿Cuál es la estrategia actual de Save the Children?

La estrategia ahora está enfocada en fortalecer las capacidades de la sociedad civil. Consideramos que es el actor clave que va a permitir la sostenibilidad del trabajo con la empresa privada. Evidentemente anhelamos que la sociedad civil tenga incidencia en el Estado, para impulsar la implementación de normativas, legislaciones y políticas públicas que garanticen y aseguren que la empresa privada respete y proteja los derechos de los niños.

Estamos trabajando con la sociedad civil en varios niveles:para que tengan capacidad de concienciar y de hacer incidencia en los Estados;para que los Estados a su vez tengan normativas, políticas y reglamentos adecuados que garanticen el respeto a los derechos de los niños.Queremos que la sociedad civil esté preparada y fortalecida para trabajar con la empresa privada, dándole orientación, concientización, guiando en estos temas.

¿Cuál es el estado de estas actividades en el país?

Global Infancia ha estado liderando una iniciativa que se llama Empresas Amigas de la Niñez. Esta iniciativa está logrando que varias empresas se interesen más por los derechos de los niños, y trabajen con Global para implementar los principios empresariales.

No son tantas las empresas, pero se están dando ya los primeros pasos. Es cuestión de que en un futuro mediano, más empresas vayan pasando la voz del valor agregado que puede tener para sus negocios el hecho de ser amigas de la niñez.

Es importante dar a conocer que esto mejora la imagen institucional, y permite gestionar mejor los riesgos empresariales. Hay un valor agregado cuando las empresas son socialmente responsables y consideran dentro de sus políticas la RSE vinculada a la infancia.

¿Qué motiva a las empresas a tener en cuenta los derechos de los niños?

Es rentable para las empresas tomar en cuenta los derechos de la niñez y minimizar los impactos reales y potenciales de su actividad en la vida de los niños; eso les permite gestionar mejor sus riesgos. Por ejemplo, una empresa vinculada al trabajo infantil está expuesta a problemas de carácter judicial, administrativo y con el Estado, que podrían perjudicar su imagen y hacer caer las ventas… Sin embargo, implementar una política de prevención del trabajo infantil le permitirá evitar esos riesgos y aumentar su productividad y rentabilidad.

¿Algo que quisiera añadir?
En un escenario ideal, las empresas deberían ver que invertir en la infancia no es solamente dar dinero, sino generar cambios estructurales internos en su organización, que mejorarían su imagen corporativa, evitarían situaciones de escándalo y mala reputación, y repercutirían directamente en la rentabilidad de la empresa.

“TENER UN IMPACTO EN LA VIDA DE LOS NIÑOS Y NIÑAS, ESO ES LO
QUE REALMENTE NOS IMPORTA”

Elisabetta Necco, encargada de monitoreo y desarrollo organizacionalPASC (programa financiado por el gobierno sueco a través de Save the Children Suecia) explica el programa y los objetivos de los talleres que vienen a desarrollar.

¿En qué consiste el programa PASC?
Es un programa de incidencia. Queremos lograr cuatro objetivos: trabajamos en el sistema nacional de protección integral; en el índice de niñez; en la erradicación del castigo físico y humillante; y en la niñez migrante. Estas son las grandes temáticas. Nuestros socios (16 socios) trabajan en los resultados a través de temas transversales. Uno de ellos consiste en los principios empresariales y derechos del niño.

Queremos impulsar esto, es una prioridad. Asegurarnos de que nuestros socios de la región consideren a las empresas privadas como aliadas para lograr los objetivos y tener un impacto en la vida de los niños y niñas, eso es lo que realmente nos importa.
Llevamos muchos años promocionando esta temática, pero sigue estando
un poco “verde”. Varios socios aún se encuentran en un nivel de implementación incipiente, mientras que otros ya llevan más años trabajando en esto. Con los talleres desarrollados se pretende compartir experiencias, ayudar a la sempresas en sus difcultades si las tuvieren, y por sobre todo concretar acciones.Esperamos que esto impulse la defnición de pasos específcos.

¿Cuáles son las expectativas, encomparación a las experiencias pasadas?
Tenemos altas expectativas, ya que trabajamos aquí con Global Infancia, que es un socio histórico de Save the Children. En el marco específico del programa PASC, es un socio que llamamos técnico,pues por su gran experiencia brinda apoyo técnico tanto a nuestro programa regional como a los socios del mismo. Tenemos una enorme confanza en que los resultados se logren en los próximos años.Queremos empezar a verlos cuanto antes.


¿Cuáles son los resultados que se observan en estos talleres?

A los socios se les pide identifcar los principios empresariales y luego elaborar un plan de incidencia (un borrador, ya que después hay que llevar esta planifcación a cada país y ver cómo ejecutarla en conjunto con los actores involucrados). Los socios también trabajan en la planifcación de una línea de acción específca para el año que viene, relacionada con la temática de derechos del niño y principios empresariales.

Fuente: Revista de la Asociación de Empresarios Cristianos (ADEC)

Edición #29 octubre 2018